21 noviembre 2014

Se acerca la noche de los muertos vivientes

La noche de los muertos vivientes se acerca y con ella los numerosos clichés que la evocan. Televisión, radio y vallas publicitarias lanzan estos días campañas cargadas de mensajes en los que se repiten, una y otra vez, términos relacionados con el enigmático mundo de los difuntos.

Blood, zombie y Drácula son, según la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), las palabras relacionadas con la celebración de Halloween y la industria del miedo que más se repiten entre las marcas protegidas en la Unión Europea. Así, y de acuerdo con los datos aportados por la Oami, entidad que se encarga de registrar y proteger las marcas y los diseños comunitarios, la palabra blood (sangre en inglés) se repite 89 veces entre las marcas con protección en la UE. A ésta le siguen términos como zombie (29), Drácula (26), Darkness (14) y Hallowen (8).

La noche de los difuntos "despierta un gran interés sobre las marcas y empresas de todos los sectores", señalan las mismas fuentes, que añaden que "muchas utilizan términos siniestros y relacionados con este oscuro mundo para captar a un segmento del público objetivo muy concreto".

Prueba de ello es la gran cantidad de empresarios que eligen palabras relacionadas con la industria del terror para blindar sus marcas. Los sectores que optan por palabras siniestras para enganchar a su público son de lo más variopintos. Desde las golosinas gelatinosas y las bebidas alcohólicas hasta los perfumes, la ropa, los videojuegos y las máquinas recreativas. La mayoría de estos sectores están vinculados al ocio y el placer.

Pero sin duda es la ficción (productos cinematográficos y televisivos) el género que más rendimiento económico le saca a los términos relacionados con el miedo. Algunos ejemplos son las famosísimas series American Horror Story, que acaba de estrenar su tercera temporada en España; Buffy the Vampire Slayer (Buffy cazavampiros), y Being Human, con un argumento de terror sobrenatural que se adentra en la vida después de la muerte.

Las productoras Twentieth Century Fox Film y Zodiac Rights Limited registraron como marcas comunitarias denominativas el título de estas tres series ante el aumento de seguidores y para evitar el uso de palabras similares en productos del mismo género que pudieran dar lugar a confusión.

Pero la temática del terror no solo se ciñe al cine, sino que también está muy presente en el mundo del videojuego y de los muñecos infantiles. Las conocidas Monster High o los más populares juegos de consola de género terrorífico también están blindados. Y es que de ellos se deriva gran cantidad de productos de merchandising como Resident Evil, Darkwatch, The Suffering, Clock Tower, Sanitarium, Parasite Eve y Dead Space.

No hay comentarios:

Publicar un comentario