02 octubre 2012

Los juicios más espectaculares saldrán por televisión


Un juez de Nueva York ha otorgado permiso para que, por vez primera, unas cámaras de televisión puedan grabar y emitir un juicio que se celebrará en jurisdicción federal. Aunque las salas de justicia de 45 Estados de EEUU permiten la emisión de procesos, los juicios federales estaban hasta ahora fuera del alcance de la televisión. La decisión del juez William Conner supone el primer gran triunfo de la que, según apuntan algunos expertos, será el próximo gran fenómeno televisivo: la Courtroom Television Network. 

Esta cadena retransmitirá, en directo y en diferido, los mejores juicios del momento, 24 horas al día, a partir del 1 de julio. Las poderosas Time Warner y la NBC, apoyadas por la American Lawyer Media y Cablevision, protagonizan una aventura conjunta de casi 40 millones de dólares que comenzará su andadura con porciones del pleito entre los responsables de la herencia y los negocios de James Dean y el fotógrafo Roy Schatt.

El veredicto de Conner siguió al razonamiento de que «después de las tres primeras horas te olvidas de que las cámaras de televisión están ahí». William G. Young, juez que permitió que la televisión entrara en la sala donde se juzgaba la violación que sirvió de base a la película Acusados, argumenta que la influencia del medio es tangencial: «De aquel caso concluí que si se extrema el cuidado, la televisión no cambia la dinámica del juicio ni tiene influencia alguna en las decisiones». Con una campaña de publicidad agresiva -«contaremos la verdad, toda la verdad y algunas grandes mentiras»-, el talento de su máximo responsable, Steven Brill, y el gancho de los juicios «populares», Court TV espera obtener en sus primeros meses una respuesta similar a la de la cadena Cable News Network (CNN) de Ted Turner, que tiene una media de casi 400.000 hogares «fieles» en Estados Unidos. 

Material «duro» no le va a faltar. Esta cadena, que emitirá por cable, se ocupará de procesos desconocidos pero jugosos, como el del joven del Bronx que mató por una chaqueta deportiva. Se referirá también a los pleitos surgidos de sucesos asombrosos, como el que sienta en el banquillo a los padres que mantuvieron varios días a su hija en un armario lleno de cucarachas. Los de contenido como el del juicio del violador conocido como «Mensajero del Señor», que abusó de cuatro mujeres y que, después, les abrió la piel de la espalda en forma de cruz. Pero este verano, precisamente, hay unos juicios «estrella» que están en la mente de los directores de Court TV, y que podrían asegurarle un «nacimiento» arrollador: el de William Kennedy Smith, sobrino de Edward (Ted) Kennedy, acusado de violar a una joven en Florida, en la mansión que utilizó su tío, el presidente John F. Kennedy, para descansar mientras ocupaba la Casa Blanca; el de Pamela Smart, la joven profesora de New Hampshire que sedujo a un quinceañero para que matara a su marido; el proceso a los cuatro policías blancos que dieron una paliza a un joven negro sin motivo aparente, y que fue vista en medio mundo gracias a la cámara de vídeo de un «amateur»...

Pocos son los que dudan del éxito de este canal. Floyd Adams, un abogado que hará de comentarista ocasional asegura que «mucha gente se quedará enganchada con los juicios, donde todo lo que ocurre es verdadero». Adams considera, además, que para conseguir el interés de la gente no se necesitará transmitir continuamente procesos «populares» como el de la ex novia de un hombre casado, presunta sesina de la esposa de éste. «Los juicios conjugan un gran nivel de interés humano y de drama, por lo que resulta una estructura contra la que es difícil competir», agrega Adams. De cualquier forma, una de las preocupaciones de los responsables del canal es la posibilidad de que les acusen de convertirse en la televisión «tabloide y sensacionalista», como apunta Brill. Para evitar esto y, sobre todo, mitigar la posibilidad de que se emitan escenas o expresiones no apropiadas para la audiencia el «directo» de la Court TV estará un tanto «adulterado», ya que se emitirá con un retraso de nueve segundos, para que los técnicos tengan tiempo suficiente para bloquear imágenes o sonido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario