12 enero 2016

A Penélope Cruz le gusta enseñar las tetas

Lejos de ser un calvario, para al hermano de Penélope cargar a cuestas con el apellido Cruz le está resultando una bendición. 

Y es que, independientemente de su talento o no, ser hermano de la actriz le ha abierto las puertas de un mundo que para otros chicos como él sólo sería imaginable en sueños. Si bien es cierto que el arte se demuestra andando, Eduardo Cruz no ha tenido que superar zancadillas en su meteórico camino a Hollywood. 

Muy al contrario. Sin un currículum musical destacable, el niño mimado de Pe -con permiso del pequeño Leo- ha conseguido que su nombre aparezca en los créditos de grandes proyectos. 

Si en 2011 Eduardo colaboraba en la banda sonora de Piratas del Caribe. En Mareas Misteriosas, película dirigida por Rob Marshall y protagonizada por Johnny Depp y Penélope, ahora el joven músico vuelve a acompañar a ésta en Volver a nacer (Venuto al mondo), la cinta dirigida por Sergio Castellito y donde Eduardo Cruz firma nada más y nada menos que la banda sonora original íntegra. Sin duda éste es un logro con mayúsculas para Eduardo Cruz, sobre todo si se tiene en cuenta la importancia que el director italiano da a la música en sus películas. 

No en vano, para su filme No te muevas, (también protagonizada por Penélope), Castellito confió la banda sonora al compositor argentino Lucio Godoy, a quien le avalan en su carrera más de 50 títulos cinematográficos y televisivos -entre ellos algunos tan destacados como Los Lunes al Sol o el más reciente Blackthorn. Sin destino-, amén de un Goya y dos nominaciones al máximo galardón del cine español.

Mas aunque la película de Castellito -cuya promoción le está llevando por los principales festivales de cine del mundo, como Toronto o, la semana que viene, San Sebastián-, puede suponer un antes y un después en la carrera de Eduardo, es justo decir que éste no es su único triunfo en 2012. El músico puede presumir de ser el compositor de Decirnos adiós, el único tema inédito del nuevo álbum de Miguel Bosé, Papitwo, y donde el artista canta junto a Penélope Cruz.

Casualidades o no, lo cierto es que el hecho de que los trabajos de Eduardo Cruz aparezcan unidos siempre al nombre de su hermana resulta al menos sospechoso. De hecho en alguna ocasión las malas lenguas se han apresurado a decir que estas casualidades podrían responder a algún tipo de exigencia de la intérprete. Cierto o no, lo que parece obvio es que a Penélope le gusta barrer para casa y contar con los suyos siempre que es posible. 

Y si bien Eduardo podría parecer su ojito derecho -a ella también tiene que agradecerle el haber colaborado musicalmente en el anuncio de Trèsor de Lancôme, firma de la que Penélope es imagen-, en esto de echarse una mano los Cruz hacen piña. Muchos recordarán el videoclip del primer disco de Eduardo Cosas que contar (2006) en el que sus dos hermanas aparecían muy sexys y con actitud provocadora. Sin duda una acertada estrategia de marketing que no pasó inadvertida a nadie.

Pero si Penélope ha sido para Eduardo un talismán, ella no ha sido su única mecenas al otro lado del charco. Su mediática relación con la actriz Eva Longoria también le ha abierto puertas insospechadas, como la posibilidad de colaborar en la música del reality show de Kim Kardashian, amiga íntima de Longoria. No obstante, aunque muchos cuestionaron esta relación y la tacharon de interesada, parece que lo que hubo entre los dos fue real. Tanto es así que, a pesar de haber roto en verano, y pasearse ya junto a un nuevo acompañante, Longoria ha dicho que sabe que sus caminos «se volverán a cruzar».

Si bien desde muy pequeño componía canciones y a los 13 años tenía ya su primera guitarra eléctrica y empezaba a tomar clases, no fue hasta los 17 años cuando Eduardo Cruz tomó realmente conciencia de que la música formaría parte de su vida: «Vi la música como un camino claro, me di cuenta de que componer es un regalo, un don que te permite expresar sentimientos tuyos y de los demás». Bueno, aunque sea mediante la música parece que, por fin, un Cruz está dispuesto a hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario