05 mayo 2015

Penélope Cruz se lió con Tom Cruise para trepar

La afinidad entre Penélope y Tom ya no es únicamente la fonética de sus apellidos -Cruz y Cruise en inglés se pronuncian igual, «Crus»-. La joven actriz española ha robado el corazón solitario de Tom Cruise. No es meramente un rumor. La portavoz del actor lo reconoció el lunes al programa de televisión Entertainment Tonight. «Han salido juntos románticamente en varias ocasiones desde el pasado 6 de julio», señaló Pat Kingsley al programa rosa.

Esa noche, fiesta de cumpleaños de Cruise, se oficializó la relación sentimental entre ambos. Fue en el Buffalo Club de Los Angeles. La «hechicera española» -como es llamada Penélope- apareció con un sugerente traje rojo sin mangas y la melena suelta. Rapado por exigencias del rodaje de Minority Report, de Steven Spielberg, Cruise, que cumplía 39 años, no le quitó el ojo de encima.

Según uno de los asistentes, ambos no paraban de hablarse al oído. «Había algo que se podía sentir». Luego abandonaron el local con apenas cinco minutos de diferencia. Desde entonces han aparecido en varios restaurantes de Los Angeles. En los clásicos sitios donde los actores se dejan ver para dar que hablar.

El fin de semana pasado estuvieron cenando en el Spago, el local del «chef de las estrellas» Wolfgang Puck. Desde su desembarco en Hollywood, «P» no ha parado de dar que hablar. Sus interpretaciones en las tres películas estrenadas hasta el momento han pasado algo desapercibidas, pero su cadena de supuestas conquistas es la comidilla de la prensa tabloide. Ante el revuelo organizado, la agente norteamericana de la actriz española, Carri McClure, declaró a France Press que aunque los dos actores han salido alguna vez juntos, «no diría que son pareja».

Cruise es el tercer compañero de reparto con el que, al parecer, mantiene una relación sentimental. En el rodaje de Todos los caballos bellos se vinculó a la actriz con Matt Damon y con la ruptura de éste con Wynona Rider. Se la vio frecuentemente con Nicolas Cage, en proceso de divorcio de Rosane Arquette, tras el rodaje de La mandolina del capitán Corelli. Pero Penélope siempre negó que se tratase de relaciones sentimentales.

Los primeros rumores de su romance con Cruise estallaron en plena escandalera del divorcio entre éste y Nicole Kidman. Penélope y Tom rodaban entonces a las órdenes de Cameron Crowe la película Vanilla Sky, versión americana de Abre los ojos de Alejandro Amenábar.

La celeridad con la que se ha confirmado la relación entre Penélope y Cruise resulta extraña. Se produce apenas unos días después de que la prensa sensacionalista comenzase a rumorear que Nicole Kidman y Russell Crowe -ambos australianos- habían coincidido de vacaciones en un romántico hotel de las Islas Fiyi. También ahoga los rumores sobre la supuesta homosexualidad de Cruise, que tiene dos demandas interpuestas por este asunto. Según los tabloides, Nicole no tiene ninguna palabra amable para el que fue su marido durante 10 años. Ambos se enfrentan estos días a la promoción conjunta de la nueva película de Alejandro Amenábar, Los otros, que se estrena el próximo 10 de agosto.

En la primera película americana del director español, Kidman es la protagonista y su marido, que está fascinado por el cine de Amenábar, el productor ejecutivo. La animosidad de Kidman contra Cruise es tal que pidió a sus amigos comunes que le dejasen plantado para su cumpleaños. Pese a los ruegos de la pelirroja australiana aparecieron casi todos: Rob Lowe, Jim Carrey, Renee Zellweger y Emilio Estévez, entre otros. Aunque, a juzgar por las informaciones, Cruise estaba tan feliz con su «Crus».

No hay comentarios:

Publicar un comentario