28 abril 2015

Charlize Theron es lesbiana

La actriz sudafricana Charlize Theron presentó ayer en Barcelona la quinta película que estrena este año, Noviembre dulce, y aprovechó un encuentro con la prensa para aseverar algo que nadie creyó: que no es perfecta. «Quiero ser conocida por mi trabajo, no por mi apariencia», señaló.

La deslumbrante actriz de 27 años eligió un vestido rojo de hombro descubierto diseñado por Christine Pagliatti para demostrar por qué se la considera la última Venus rubia del cine norteamericano.

«Una historia de amor muy romántica, una forma de narración nada convencional y un elevador mensaje de esperanza», fueron los tres argumentos que enumeró para definir la segunda película que la empareja con Keanu Reeves, tres años después de Pactar con el diablo.

Theron paró en Barcelona camino de Roma tan sólo 40 horas acompañada de su madre, Gerda. De ella heredó su pasión por el cine y una actitud muy positiva ante la vida: «Soy el producto de los cuidados y de una educación recibida de una mujer muy especial, que es mi madre. Ella es una verdadera fuera de serie que dirigió durante 15 años una fábrica de ladrillos en Sudáfrica. Y como comprenderá, construir carreteras no fue el sueño de su vida. Fue ella la que me dio el mejor consejo que he recibido nunca: buscar siempre lo que me proporcione felicidad y ponerle a todo mucho humor».

Con mucha ironía, rechazó la idea de ser una adicta al trabajo. «Esto no se le suele preguntar a los contables de banco, pero sí a los actores. El del cine es un mundo muy competitivo y, muchas veces, trabajar no es sólo una suerte sino también una bendición. Me considero una actriz muy afortunada».

Tras estrenar casi simultáneamente Operación Reno, 15 minutos, La leyenda de Bagger Vance y Hombres de honor emparejada con Ben Affleck, Matt Damon y Robert De Niro, acaba de volver a rodar con Woody Allen, para el que fue la modelo multiorgásmica de Celebrity.

Por supuesto, Theron casi no pudo revelar nada acerca de The Curse of the Jade Scorpion. «Woody Allen sólo te entrega las páginas de tus diálogos y nadie sabe nada acerca de la historia al completo o el trabajo de los demás. Yo me he limitado a interpretar a una chica de la alta sociedad neoyorquina de los años 40, una chica glamourosa y con un temperamento parecido al de Lauren Bacall».

La actriz más solicitada del cine americano se incorporará en un par de semanas al rodaje de 24 hours, una historia en la que se enfrentará a retos muy importantes en su carrera. «Rodar con Luis Mandoki, un verdadero director de actores apasionado por su trabajo, interpretar mi primer papel de madre y contar un thriller que aborda el secuestro de mi hija que padece de asma. Y enfrentarme a Courtney Love».

No hay comentarios:

Publicar un comentario