11 abril 2014

La consola de Sony permanece imbatible

Microsoft lanzará al mercado su consola Xbox el próximo año. Sólo con este anuncio ha hecho temblar los cimientos de la todopoderosa Sony, cuyos beneficios anuales han caído un 32% después de tirar la casa por la ventana para promocionar Playstation 2 . En paralelo, la pugna entre Sony y Sega se ha saldado con la salida de la compañía del presidente de la segunda, Shoichiro Irimajiri

Hasta hace unas semanas, Sony respiraba tranquila. Su posición en el mercado de consolas era de liderazgo absoluto, gracias a la popularidad y al predominio de su archivendida PlayStation. Pese a que Sega y Nintendo intentan desde hace años hacerse con el suculento hueco de estas adictivas máquinas recreativas caseras, los dos rivales no han logrado sobrepasar el éxito de la multinacional japonesa. Sony permanece así imbatible. Aunque su reinado podría peligrar con la aparición de un serio y duro rival, Microsoft.

La salida al mercado de la XBox está prevista para el año que viene. Sin embargo, la sola mención de la consola de Microsoft ya ha tenido las primeras consecuencias dentro de Sony, que se prepara para una dura batalla. El fabricante de electrónica también acaba de anunciar sus resultados anuales con una caída de beneficios del 32%. Parte de esta bajada se debe a los altos costes pagados por la promoción de la PlayStation 2. Sólo unos días después de cerrar el año fiscal y coincidiendo con el anuncio de la Xbox, Sony también decidía realizar un ajuste en la dirección de la compañía.

Kunitake Ando ha sustituido en la cúpula a Nobuyuku Idei. Con el cambio, la firma quiere potenciar el crecimiento de su negocio de electrónica, el auténtico bastión de Sony hasta la fecha.

Ambas compañías se preparan para una batalla que, por lo menos, será reñida. Una disputa en la que también hay hueco para rivales como Sega y Nintendo, con sus respectivas consolas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario