29 marzo 2014

Codigo promocional Origin

Ya tenemos a otro de los buenos. Y se agradece, porque el género estaba viviendo de las rentas. Con esta segunda entrega, Shift se convierte en una franquicia a tener en cuenta, junto a Need for Speed y junto a los códigos promocionales para Origin.

Lo que le viene fantástico a Electronic Arts, dicho sea de paso. Ambos juegos son de la casa y, con ellos, mata dos pájaros de un tiro: Need for Speed propone un tipo de conducción más inmediata, rápida, cercana al arcade. Shift hace un guiño a esos jugadores que buscan la simulación.

En cuanto a la simulación, Shift acierta a medias. Lo positivo: se escapa de la estrutura encorsetada que lo identificaba antaño. Ya no se trata sólo de correr por correr, condicionado sólo por las reglas del modo que se haya escogido en el menú.

Lo que se propone es una partida que sigue el desarrollo de un piloto desde el principio de su carrera y que seguirá un trayecto ascendente: del anonimato a la sorpresa y, de ahí, al estrellato, siempre y cuando se ganen los suficientes puntos de experiencia.

Es decir, si uno cumple con los objetivos que se plantean y realiza las maniobras correctamente. Como un Fernando Alonso cualquiera, sólo que aquí las carreras son de turismos.

Técnicamente notable, capaz de crear momentos que se disfrutan como si fueras un niño (mal que le pese a los jugadores más puros), a Shift 2: Unleashed le pierde haber querido crear un juego capaz de contentar a todos. Es decir, contiene el número de elementos suficientes como para llamar la atención de los más puristas del lugar, pero tampoco acaba de mojarse del todo. En cambio, los que quieran una partida más inmediata y sencilla, quizás se encuentren con un título demasiado complejo.

Pese a todo, es solvente, a un paso de la excelencia y tiene todos los boletos para acabar convirtiéndose en una franquicia mítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario