15 febrero 2014

Es muy fácil echar fotos con cámaras Réflex

La versatilidad es una limitación. Las mayores marcas de cámaras fotográficas réflex han comprobado que los usuarios cada vez demandan más funcionalidades. Por este motivo, la marca japonesa Canon ha lanzado cámaras que disponen de controles creativos, multidisparo, GPS e incluso Wifi, para que se puedan compartir con gran facilidad las fotos en los dispositivos móviles.

En su gama más alta está el modelo EOS-1D para profesionales, que cuesta desde 6400 euros. Esta cámara tiene un sensor de formato completo de 18 megapíxeles y permite hacer hasta 14 frames por segundo. La profundidad de campo de esta gama de cámaras EOS, proporciona una estética idónea para el cine y aseguran los expositores que con ellas «se han grabado secuencias de películas como Iron Man 2 o Cisne negro». Uno de los grandes potenciales de estos equipos radica en que los sensores son más sensibles a la luz, a las fotos con ruido, y a su gran sistema de vídeo full HD, según afirma uno de los responsables de la marca.

En Nikon uno de los valores añadidos de sus equipos es la velocidad de enfoque. El modelo más potente de la marca es el Nikon D4, valorado en 6000 euros. No obstante, ofrecen dispositivos réflex de alta calidad, pensados para aficionados, que cuestan entre 549 euros (D5100) y los 1.400 euros (D7100).

Cada vez son más los fotógrafos que apuestan por el formato réflex. Según los responsables del comercio Casanova Fotografia, los modelos réflex suponen un 85% de su facturación y el 15% restante a cámaras Mirrorless. Esta tecnología se lanzó al mercado hace 4 años, es un híbrido entre las cámaras con prestaciones para profesionales y las compactas. En esta línea Panasonic cuenta con la cámara mirrorless con objetivos intercambiables más potente hasta el momento. Se trata de la Lumix GH3, y las ventajas principales son su versatilidad, tamaño y peso reducido, y video de alta definición, equiparable al de las videocámaras.

Pero si hay un modelo profesional preciado por los profesionales es Phase One 645DF, una cámara digital de medio formato, fabricada con la misma delicadeza que los relojes suizos. Unas de sus mejores prestaciones es la alta velocidad de obturación de hasta 1/400s. El dispositivo cuenta con un sistema de ópticas exclusivo y dicen los expositores que «garantiza capturas perfectas». Está pensada especialmente para la fotografía de moda, pero su precio no conoce límites: el set completo de cámara, obturador y respaldo asciende a los 22.000 euros.

Mañana es el último día para visitar Sonimagfoto, la feria que trae las últimas novedades en tecnología gráfica digital y organiza workshops y sesiones con demostraciones sobre los productos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario