17 febrero 2014

Código oferta YOIGO

La nueva estrategia supone un importante cambio en el modelo de negocio y tiene efectos tanto para las operadoras como para los fabricantes y los consumidores. 

Aunque por ahora sólo Yoigo y sus ofertas, junto con Telefónica han anunciado el cambio hacia modelos de financiación (Yoigo lo hizo el pasado mes de septiembre), es de esperar que pronto les siga el resto de los grandes operadores.

«Es una decisión lógica en un mercado maduro», comentó Johan Andsjö, consejero delegado de Yoigo. En otros países europeos este modelo lleva años funcionando.

Con este nuevo sistema sin embargo, se abre la puerta a una competencia más feroz por parte de los operadores móviles virtuales, que generalmente cuentan con tarifas más bajas, pero que no podían competir en catálogo de teléfonos con las ofertas de las grandes operadoras. Es de esperar que las grandes compañías reduzcan y simplifiquen la oferta actual de tarifas para adecuarse a la nueva realidad.

Para los fabricantes el modelo de financiación presenta grandes oportunidades, sobre todo para las marcas emergentes y fabricantes asiáticos que generalmente salen ganando a la hora de hacer números.

Fabrican terminales más baratos y tienen acceso a componentes a bajo precio.

Ahora deberán realizar mayor inversión en publicidad y promoción de marca, pero ya no tendrán que pelear con los grandes nombres del mercado de la telefonía para aparecer en los catálogos del operador. Por el momento, sin embargo, se muestran cautos. 

«Habrá que esperar a ver cómo se materializa este acuerdo y como evoluciona el mercado», asegura Pablo Carro, responsable de marketing de ZTE. El consumidor preocupado por el precio, dejará de mirar exclusivamente a la parte alta del catálogo y comenzará a considerar móviles de gama media que hasta ahora eran difíciles de comercializar .

Para el consumidor, este modelo supone también el fin de los móviles bloqueados. Los terminales se comprarán libres, y la única herramienta del operador para mantener al cliente será el pago de los intereses por parte de la compañía. 

En la actualidad sólo el 3% de los móviles se compra libre, el resto se vende a través de promociones de operadoras como Yoigo.

Saldremos ganando o perdiendo, según cómo afecte el nuevo sistema a las tarifas mensuales de voz y datos, pero hay una nueva situación a la que acostumbrarse, la de ver en la factura el precio que cada mes se va en pagar un terminal, que hasta ahora quedaba oculto. No es una cifra insignificante.

Un smartphone de 600 euros (un precio bastante habitual en los móviles de gama alta) supone el pago de 33 euros al mes si se financia en 18 meses, sin intereses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario